Translate

martes, 20 de enero de 2015

VOX CONTRA EL PARAÍSO FISCAL Y EL COLONIALISMO EN GIBRALTAR.

INTERVENCION DEL PRESIDENTE SANTIAGO ABASCAL DURANTE EL                         I ANIVERSARIO DE VOX.

LOS DERECHOS DE LOS QUE FUIMOS EXPULSADOS INJUSTAMENTE DE NUESTRAS CASAS HACE 300 AÑOS VAMOS A SEGUIR LUCHANDO.

MUCHOS DE LOS NUESTROS NO FUIMOS ASESINADOS EN VANO.


video
 
 

¡¡¡ FUERA COLONOS !!!

lunes, 12 de enero de 2015

GIBRALTAR " OBJETIVO DEL TERRORISMO ISLÁMICO "

El peligro de un atentado en la colonía británica tiene en alerta a los servicios de inteligencia de toda Europa.




RIESGO SERIO DE ATENTADO EN GIBRALTAR POR EL ALMACENAMIENTO DE SU ARSENAL NUCLEAR Y MILITAR EN EL PEÑON.


TRÁNSITO FRECUENTE DE SUBMARINOS Y BARCOS NUCLEARES

 
La Policía Española está en máxima alerta tras la incautación de armas en Algeciras a tan solo unos kilómetros de la Colonia Británica
 


 
 
 
Pero esta amenaza sobre el Campo de Gibraltar con Gibraltar como objetivo terrorista no es nuevo.

Antecedentes Históricos

Ẏabal Tāriq (جبل طارق), o «montaña de Tariq» es el nombre con el que se denominó a Gibraltar hasta 1.462, en honor al general Táriq ibn Ziyad, quien desembarcó y conquistó este lugar para el entonces Califato Omeya de Walid I en el año de 711.

Gibraltar , durante todo este tiempo, formaría parte de lo que se denominaría Al Andalus  y cuyas fronteras se extendían mucho más allá de lo que hoy en día es la región andaluza, concretamente, hasta los Pirineos ocupando prácticamente toda la península Ibérica.

La era de la presencia musulmana en la península Ibérica culminaría con la entrega del Reino Nazarí de Granada el 2 de Enero de 1.492 a los Reyes Católicos por el Rey Boabdil.

Desde mucho antes y hasta ahora , la importancia estratégica del peñón ha sido codiciada por todo tipo de potencias a lo largo de la Historia, que eran conscientes de su importancia geoestratégica, al ser puerta junto con Ceuta, del Mar Mediterráneo.

Iberos , Fenicios , Romanos , Visigodos , Bizantinos , Musulmanes o Cristianos moraron sus tierras en una series de luchas y reivindicaciones que perduran en la actualidad en el contencioso que Reino de España y Gran Bretaña mantienen tras la ocupación colonial de 1.704 en el transcurso de la Guerra de Sucesión Española. (1.701 - 1.713 )

El lugar estratégico que ocupa la roca así como la lejanía que tiene de la Metrópoli, es para determinado intereses geopolíticos , objetivo clave para sus acciones terroristas.

Acciones terroristas que procedemos a enumerarte.

Intentos de Atentados en Gibraltar .


Primer intento de Atentado en Gibraltar

Nos remontamos a 1.982 en la que se denominó OPERACIÓN ALGECIRAS .

Argentina se encuentra en guerra con Gran Bretaña por la disputa de las Islas Malvinas que los británicos ocupan sin declaración de Guerra alguna,  el 2 de enero de 1833,  cuando la fragata de guerra británica HMS Clio, al mando del capitán John James Onslow arriba a las islas, y comunica al entonces militar y jefe argentino Don José Sarandí que tomaba posesión de las islas en nombre del Rey del Reino Unido. ( Malvinas pasará en ese momento rellenar episodios de guerra y sangre entre ambos países)

Argentina entonces ve la opción de atacar Gibraltar sabotear los navíos y submarinos fondeados en el Peñón e impedir que partiesen hacia las islas y participar en la contienda.






La operación es abortada de forma casual al confundírseles con narcotraficantes por parte de la policía española.


Segundo intento de Atentado en Gibraltar

Seis años mas tarde , en 1.988 tenemos en segundo intento de atentado en la Colonia Británica.

Transcurría el mes de Octubre cuando tres integrantes de un Comando del IRA son detectados en suelo gibraltareño por los servicios de espionaje británicos cuando planeaban colocar un coche bomba junto a la residencia del Gobernador General en Gibraltar a causa del conflicto que acaecía en aquellos años en el Ulster entre Unionistas Irlandeses y Británicos.




El intento de atentado finaliza con la muerte por parte del ejército británico de los tres terroristas que iban totalmente desarmados , lo cual creó una fuerte crítica de medios de comunicación.

http://elpais.com/diario/1988/03/08/opinion/573778806_850215.HTML

https://bajurtov.wordpress.com/2010/03/25/asi-matan-los-hijos-de-la-gran-bretana-que-ahora-tanto-critican-al-mosad/

http://www.amnesty.org/es/library/asset/EUR45/010/1995/es/303f5fd6-eb30-11dd-92ac-295bdf97101f/eur450101995es.HTML

Pero estos no serian los únicos intentos de atentar en suelo Gibraltareño.



Tercer intento de Atentado en Gibraltar

Tras las actuaciones del gobierno de Tony Blair en Irak en la guerra del golfo , años después,  seria el terrorismo islámico el que aparecería en escena.

Estamos en 2012 en la previa de los Juegos Olímpicos que han de celebrarse en Londres ( Inglaterra ).

Gibraltar vuelve a ser objetivo del terrorismo internacional para sus reivindicaciones.

Ahora, el medio a utilizar sería un avión de modelismo cargado de explosivos y que impactaría con el Centro Comercial de Punta Europa.

 En Almuradiel (Ciudad Real ) son detenidos los componentes del comando de origen checheno ,Eldar Magomedov, alias «Muslim Dost», Muhamed Ankari Adamov y el ciudadano turco Cengiz Yalzin , los cuales tenían previsto dar clases de parapente y así visualizar el recorrido del futuro avión cargado de explosivos , al más puro estilo del atentado de las torres gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001.




Con todo esto, se puede asegurar con gran certeza que el tener una base- territorio británico en el estrecho, es cuestión de máxima gravedad y riesgo no solo para los propios colonos de la roca sino también para las ciudades y poblaciones españolas del alrededor.

Las reiteradas y recientes reclamaciones de Al Andalus por parte del Estado Islámico ( ISIS ) y sus condenas y amenazas a Estados Unidos o Reino Unido incrementan la posibilidad de un atentado Islámico tanto en Gibraltar como en las Bases Norteamericanas de Rota o Morón.

Posibilidades de atentados que nos recuerdan al Comando Dixán que entre 2002 y 2003 fue desarticulado en España y Francia ,formado por varios yihadistas.

El grupo tenía información precisa para cometer un atentado con armas químicas caseras contra las  mecionadas instalaciones militares.

Bien sea mediante barcos bomba, empleo de armas químicas , coches o aviones , lo que es una realidad constatada y constatable es que la ofensiva Islámica ya no en Oriente Medio sino en países como Marruecos o Argelia es ya una realidad para las fuerzas de seguridad Españolas , Americanas o británicas.


Una Colonia británica en ‘Al Andalus’

Muerto Osama Bin Laden, su sucesor –Ayman al Zawahiri-  hace reiterados llamamientos o Fatuas para recuperar aquel territorio que el islamismo reclama como propios, Al Andalus .

 
 
Es desde entonces, cuando el peligro de la pervivencia de la colonia británica en suelo gibraltareño se vuelve mas evidente para el propio Reino Unido , España y el Resto de Europa.

Al fin y al cabo , solo 15 km separan Europa de Africa.

Atentado hacia el mayor centro de escuchas Echelon  

Espiar el tráfico de los submarinos rusos por el estrecho de Gibraltar, la base de la red de satélites espía Echelon en el Peñón, la presencia de armas nucleares y los intereses ocultos de Estados Unidos, son los motivos reales que llevan a Gran Bretaña a luchar por la Roca.

 El Peñón ha sido utilizado también por barcos fletados por Estados Unidos con armamento destinado a Israel, que en épocas de crisis han hecho escala sigilosamente en Gibraltar.




Paso de navíos de Guerra , submarinos o materia, sea lo que fuere, Gibraltar es y será un Gran polvorín en el patio trasero de España.

Y las consecuencias podrían ser terribles.

Por todo ello en necesario tener la suficiente altura de mirar y saber defender que la seguridad no puede ser compatible con la opacidad, el secretismo o que se nos meta un polvorín a nuestras espaldas cuando la mecha y el fuego esta a las puertas no ya de Europa , sino que ya lo sufrimos dentro y quizás , solo quizás esperando que así sea, la masacre de CHARLIE HEBO es el ejemplo de que ante el terrorismo , nadie esta libre de peligro.

Algunos, cada día más, tenemos la certeza que el campo de Gibraltar y la propia colonia no interesa ni al Reino Unido ni a la OTAN para dar una solución a este grave riesgo.

Ya dejamos de ser hace mucho tiempo ciudadanos para ellos.

Cuatro países ( España , RU, EE.UU , Marruecos ) operando en tan solo 20 km.










PRIMER EMBAJADOR ESPAÑOL EN JAPON: Sebastian Vizcaino

Nació en 1547 o 1548,1 siendo desconocido su lugar de nacimiento. La versión más extendida considera que Vizcaíno era natural de algún lugar de Extremadura, la región española de la que partieron buena parte de los conquistadores de América, aunque hay otras versiones, como la de ser onubense e incluso vasco, considerando que Vizcaíno no era un apellido sino un gentilicio, que indicaría que el explorador habría nacido en Vizcaya. También se desconoce su origen familiar o condición social, aunque está bastante extendida la hipótesis de que el explorador estaba emparentado con el virrey de Nueva España, Luis de Velasco y Castilla, que favoreció su carrera de manera notable, siendo quizás medio hermano del mismo. llego a Japon y conocio al emperador japones GO-MIZUNOO el 1612, Nombro los principales accidentes geográficos, como punta Lobos, isla Santa Catalina, valle de Carmel, bahía de Monterey, punta Sierra o punta Coyote. Algunos puertos y bahías que habían sido nombrados por Cabrillo casi sesenta años antes, fueron renombrados por Vizcaíno en su viaje. Tales son los casos de los puertos de Ensenada, en la actual Baja California, y San Diego ( Alta California), a los que Cabrillo había llamado San Mateo y San Miguel, respectivamente. Vizcaíno renombró San Diego al coincidir la festividad del santoral cristiano del día en que arribó a la bahía, el 10 de noviembre de 1602, con el nombre de su propio barco. y Ensenada de Todos los Santos, por haber llegado el dia 2 de noviembe de 1602. Actualmente se honra su nombre a una de las bahias mas grandes del mundo reconocida por ser santuario de refugio de la ballena gris que parte desde Alaska año con año a parir sus crias en aguas templadas! Asi como la reserva de la Biosfera del desierto del Vizcaino y un poblado en la mitad de la lpeninsula Califoniana!
Foto: PRIMER EMBAJADOR ESPAÑOL EN JAPON: Sebastian Vizcaino

Nació en 1547 o 1548,1 siendo desconocido su lugar de nacimiento. La versión más extendida considera que Vizcaíno era natural de algún lugar de Extremadura, la región española de la que partieron buena parte de los conquistadores de América, aunque hay otras versiones, como la de ser onubense e incluso vasco, considerando que Vizcaíno no era un apellido sino un gentilicio, que indicaría que el explorador habría nacido en Vizcaya. También se desconoce su origen familiar o condición social, aunque está bastante extendida la hipótesis de que el explorador estaba emparentado con el virrey de Nueva España, Luis de Velasco y Castilla, que favoreció su carrera de manera notable, siendo quizás medio hermano del mismo. llego a Japon y conocio al emperador japones  GO-MIZUNOO el 1612, Nombro los principales accidentes geográficos, como punta Lobos, isla Santa Catalina, valle de Carmel, bahía de Monterey, punta Sierra o punta Coyote. Algunos puertos y bahías que habían sido nombrados por Cabrillo casi sesenta años antes, fueron renombrados por Vizcaíno en su viaje. Tales son los casos de los puertos de Ensenada, en la actual Baja California, y San Diego ( Alta California), a los que Cabrillo había llamado San Mateo y San Miguel, respectivamente. Vizcaíno renombró San Diego al coincidir la festividad del santoral cristiano del día en que arribó a la bahía, el 10 de noviembre de 1602, con el nombre de su propio barco. y Ensenada de Todos los Santos, por haber llegado el dia 2 de noviembe de 1602. Actualmente se honra su nombre a una de las bahias mas grandes del mundo reconocida por ser santuario de refugio de la ballena gris que parte desde Alaska año con año a parir sus crias en aguas templadas! Asi como la reserva de la Biosfera del desierto del Vizcaino y un poblado en la mitad de la lpeninsula Califoniana!

Teniente español Jose Manuel Ruiz el soldado mas niño hasta ahora y sirvio la la corona mas de 50 años

PRIMER PROPIETARIO DE LA ENSENADA DE TODOS LOS SANTOS.

Teniente español Jose Manuel Ruiz el soldado mas niño hasta ahora y sirvio la la corona mas de 50 años

El título de once leguas cuadradas o 48,884 acres fue conferido el teniente José Manuel Ruiz del Ejército Español, 10 de julio 1804 por los servicios galantes.,Los "servicios galantes" que había prestado al gobierno colonial de España tomó la forma de un comando de prestigio. Ruiz había sido enviado a la frontera para ayudar en la fundación de las misiones en Baja California, para evitar el avance ruso y combatir a los priratas ingleses, Después de haber entrado en el ejército a los catorce años y permanecer en el servicio activo hasta que él tenía setenta y cinco años, José Manuel Ruiz parecía ideal para dirigir la expedición, fundacion y resguardo asi como las organizacion colonial de las misiones-pueblo de la Alta y Baja California. Al frente de una gran fuerza de hombres, Ruiz dejó Loreto en 1780 y llego en el lado de Sonora del Río Colorado bajo una lluvia de flechas de los indios, Cucapa y Yumas. Someter a los indios al parecer no era demasiado difícil para los soldados experimentados, y varias misiones fueron pronto fundadas en Sonora y el area entre la nueva y la anitugua California. Por esto y por su antigüedad en el servicio activo, que se extendió también más de cincuenta años, un récord no igualado hasta nuestros días, Ruiz fue galardonado con el gran concesión de tierras. En 1822 Don José sería servir a su país nuevamente como gobernador de Baja California hasta 1825. Él no era el único Ruiz para servir a España , Su hermano, Francisco María, mandó el presidio de San Diego durante este tiempo. Por sus servicios, Francisco recibió la concesión de la tierra Los Penasquitos en 1823 del gobernador Luis Arguello..Actualmente la ciudad de Ensenada, Baja California tiene el nombre principal de su calle como Ruiz en el puro centro.
 — con Niño Del Clima.
Foto: PRIMER PROPIETARIO DE LA ENSENADA DE TODOS LOS SANTOS.

Teniente español Jose Manuel Ruiz el soldado mas niño hasta ahora y sirvio la la corona mas de 50 años

 El título de once leguas cuadradas o 48,884 acres fue conferido el teniente José Manuel Ruiz del Ejército Español, 10 de julio 1804 por los servicios galantes.,Los "servicios galantes" que había prestado al  gobierno colonial de España tomó la forma de un comando de prestigio. Ruiz había sido enviado a la frontera para ayudar en la fundación de las misiones en Baja California, para evitar el avance ruso y combatir a los priratas ingleses, Después de haber entrado en el ejército a los catorce años y permanecer en el servicio activo hasta que él tenía setenta y cinco años, José Manuel Ruiz parecía ideal para dirigir la expedición, fundacion y resguardo asi como las organizacion colonial de las misiones-pueblo de la Alta y Baja California. Al frente de una gran fuerza de  hombres, Ruiz dejó Loreto en 1780 y llego en el lado de Sonora del Río Colorado bajo una lluvia de flechas de los indios, Cucapa y Yumas. Someter a los indios al parecer no era demasiado difícil para los soldados experimentados, y varias misiones fueron pronto fundadas en Sonora y el area entre la nueva y la anitugua California. Por esto y por su antigüedad en el servicio activo, que se extendió también más de cincuenta años, un récord no igualado hasta nuestros días, Ruiz fue galardonado con el gran concesión de tierras. En 1822 Don José sería servir a su país nuevamente como gobernador de Baja California hasta 1825. Él no era el único Ruiz para servir a España , Su hermano, Francisco María, mandó el presidio de San Diego durante este tiempo. Por sus servicios, Francisco recibió la concesión de la tierra Los Penasquitos en 1823 del gobernador Luis Arguello..Actualmente la ciudad de Ensenada, Baja California tiene el nombre principal de su calle como Ruiz en el puro centro.

JUAN " SIN MIEDO "


FUENTE :http://www.abc.es/espana/20141228/abci-juan-aguila-miedo-capitan-201412231724.html

El abulense Juan del Águila y Arellano fue enviado en apoyo a los irlandeses sublevados contra Inglaterra en 1601. Tras aguantar meses el asedio contra miles de ingleses en Castle Park, los españoles tuvieron que rendirse a causa de la falta de refuerzos locales
Un capitán llegado de la guerra de Flandes fue presentado en la corte de Felipe II como un hombre fuera de lo común: «Señor, conozca Vuestra Majestad, a un hombre que nació sin miedo». En 1545 había nacido un ilustre capitán de los Tercios de Flandes, Juan del Águila, tan descuidado de temor que en ocasiones rozó la temeridad. La carrera militar del abulense destacó en su afán por ir a combatir al enemigo a su propia tierra: Flandes, Francia, Inglaterra e Irlanda.
Pero incluso Juan «sin miedo» vivió una tranquila infancia. Miembro de la nobleza local, Juan del Águila fue criado en el Berraco (hoy, El Barraco) hasta que a los dieciocho años se unió al Tercio de Cerdeña. Una unidad que había adquirido mucho prestigio en esos años a razón de las hazañas de su cabeza pensante, Gonzalo de Bracamonte. Durante este periodo, Juan del Águila participó en la toma al Peñón de Vélez de la Gomera (1564), el socorro de Malta (1565), el levantamiento de Córcega (1566), y en la batalla de Heiligerlee (1568), en Flandes, adonde había ido a caer el año anterior. La rebelión de los Países Bajos contra la Monarquía Hispánica, en efecto, iba a sufrir el talento militar de otro hambriento castellano.
La batalla de Heilingerlee, «durante muchos años, la única victoria en campo abierto del ejército de los rebeldes», selló el destino del Tercio de Cerdeña, donde militaba el abulense. Fundado en 1536 y destacado en centenares de batallas, un ataque precipitado de este tercio provocó la derrota en aquel combate. Durante la desesperada huida, los campesinos de la zona se ensañaron con los supervivientes, algo que los castellanos nunca olvidarían. Meses después, tras la batalla de Jemmingen –donde también tomó partido Juan del Águila– el Tercio de Cerdeña aprovechó para incendiar Heilingerlee, que se encontraba en las cercanías. El duque de Alba, enfurecido por una acción tan deleznable, disolvió el tercio y repartió a sus componentes entre otras unidades. Los alféreces rasgaron las banderas, los capitanes quemaron sus bandas y los sargentos sus partesanas, mientras los soldados lloraban de vergüenza.

Maestre de campo con 38 años

La compañía donde Juan del Águila ejercía el cargo de alférez se integró al completo en el llamado «Tercio de Flandes». Allí tomó parte en la batalla de Mook (1574), sufriendo poco después una nueva reforma, al extinguirse su tercio en julio de aquel mismo año. En 1576 obtuvo una compañía en el tercio del también mítico Julián Romero, hallándose con ella en el socorro del castillo de Gante y en el asalto y saco de Amberes. Precisamente fue el abulense quien persuadió a los amotinados para acudir en auxilio del maestre de campo Sancho Dávila que se encontraba acorralado en la ciudadela de Amberes. Los rebeldes habían aprovechado el motín generalizado de las tropas españolas para atacar a los pocos reductos que se habían mantenido fieles a la Corona como el de Amberes. Juan del Águila, Julián Romero y otros oficiales se encargaron de mantener a los soldados –amotinados o no– unidos frente a la amenaza común.
El periodo de Alejandro Farnesio, sustituto como Gobernador de Flandes de Luis de Requesens –cuya muerte había desencadenado el motín–, produjo un curioso dilema. Farnesio necesitaba a los tercios para combatir a los holandeses, pero sus aliados valones le exigían la inmediata salida de los castellanos. Tras varias idas y venidas, los tercios fueron reclamados definitivamente en 1582. Ese mismo año, el general italiano nombró a Juan del Águila maestre de campo con solo treinta y ocho años, lo cual da muestra de las distinguidas acciones que el abulense cargaba a su espalda. Y no era más que el principio de su carrera. Durante el inmortal asedio a Amberes que realizó Farnesio, el tercio de Juan del Águila derrotó a una fuerza de socorro holandesa que trataba de alcanzar el dique de Covernstein. Finalmente, el 17 de agosto de 1585 la ciudad de Amberes se rendía en uno de los asedios más célebres de la historia.
Otra de las hazañas que hizo famoso al tercio de Juan del Águila fue la ocurrida en la desembocadura del Escalda (Scheldt), calificada años después como un milagro. Cuando los holandeses inundaron las posiciones españolas, los soldados se refugiaron en el dique de Empel, donde aguardaron apiñados y hambrientos a merced de que la poderosa flota rebelde llegará para exterminarlos. Sin embargo, el 7 de diciembre de 1585, una fuerte helada inmovilizó a la armada holandesa y permitió a la infantería española asaltar a pie los barcos rebeldes. Los españoles, marchando sobre el hielo, atacaron por sorpresa a la escuadra enemiga al amanecer del día 8 de diciembre y obtuvieron una victoria tan completa que el almirante holandés llegó a decir: «Tal parece que Dios es español al obrar, para mí, tan grande milagro».

«Un hombre sin miedo» contra Inglaterra

El prestigio de Juan del Águila no dejó de crecer en los siguientes años. Tras vencer a un ejército inglés enviado en apoyo de la causa holandesa en Zutphen, el maestre de campo fue gravemente herido durante el asedio al puerto de La Esclusa (Sluys), en 1588. El abulense aprovechó el tiempo de recuperación para regresar a España, donde Fernando de Toledo, gran prior de Castilla en la Orden de San Juan, le presentó ante Felipe II. El gran prior anunció: «Señor, conozca V.M. a un hombre que nació sin miedo».
Con la predilección del monarca, el tercio de Juan del Águila se concentró en Galicia para acudir a Inglaterra en la segunda oleada que debía asistir a la Armada Invencible. El fracaso de la empresa hizo que no se requiriera de refuerzos, pero en la corte de Felipe II nunca faltaban lugares en guerra para hombres de tanto talento militar. En octubre de 1590, el tercio fue destinado a Francia para auxiliar a la liga católica que combatía al candidato hugonote. Los siguientes ocho años los pasó luchando en la Bretaña francesa. Allí construiría una fortaleza, Fuerte del Águila, que hoy en día continúa en pie y que sirvió como base para lanzar ataques en la costa inglesa.
En 1595, tres compañías a cargo de Juan del Águila perpetraron un ataque relámpago en la zona de Cornualles. Tras saquear varios pueblos y desmantelar dos fuertes, el maestre de campo ordenó regresar a sus hombres. En este viaje de vuelta, dos barcos holandeses fueron hundidos. No obstante, a pesar del gran éxito de la incursión en Inglaterra y de la inmejorable ubicación del fuerte, la posición tuvo que ser abandonada al finalizar la guerra civil francesa. Juan del Águila había constatado que una pequeña fuerza española, si conseguía desembarcar, podía causar grandes desperfectos frente al obsoleto ejército inglés. Y el abulense estaba por la labor de demostrárselo al mundo.
Tras limpiar su prestigio en la corte, donde había sido acusado de malversar fondos, el abulense recibió el mando de una expedición en apoyo a los irlandeses que se habían sublevado contra Inglaterra en 1601. Aunque la flota tuvo finalmente que regresar, Juan del Águila y 3.000 españoles consiguieron tomar suelo irlandés Los españoles se atrincheraron en dos fuertes, Castle Park y Ringcurran, donde soportaron el incesante acoso inglés durante meses. Una salida sorpresa encabezada por Juan del Águila dejó medio millar de bajas inglesas, aunque no logró romper el cerco formado por miles de enemigos.
Mientras el tercio de Águila aguantaba el asedio, desde España todo intento de socorro se estrellaba, una y otra vez, contra las tormentas. A su vez, los nobles irlandeses entregaron dos castillos a los españoles y levantaron un ejército de 5.500 hombres para unirse al abulense. Sin embargo, la falta de coordinación entre ambas fuerzas –los sitiados no salieron a tiempo– causó la derrota de los rebeldes frente a 12.000 ingleses. Nueve días después, Juan del Águila y los 1.800 supervivientes españoles decidieron aceptar las buenas condiciones inglesas y se rindieron. Trasladados a España, el abulense, como otros tantos héroes patrios, probó una amplia muestra de cómo se diluyen las gratitudes en Hispania. El hombre sin miedo enfermó en La Coruña, exhausto y abatido por negársele la oportunidad de ir a Madrid a defender su honor contra quienes le acusaban del fracaso de la empresa irlandesa. Falleció en su pueblo natal, El Barraco, el día 5 de mayo de 1605.

EL DIA QUE MARIA PITA ENVIÓ AL FONDO DEL MAR LA CONTRAARMADA INGLESA

fuente : http://blogs.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/empecemos-por-los-principios/2013-09-28/el-dia-que-maria-pita-envio-al-fondo-del-mar-la-contraarmada-inglesa_33403/


AGUIRRE, EL PRÍNCIPE DE LA LIBERTAD

AGUIRRE, EL PRÍNCIPE DE LA LIBERTAD

Lope de Aguirre (natural de Oñate, Guipúzcoa, 1511/15 - Barquisimeto, Venezuela, 1561) era el segundo hijo de un hidalgo español.
Su familia no era rica, pero tenía propiedades para poder decir que estaban en una situación acomodada.
Al ser el hijo segundo, toda la herencia paterna pasaría a su hermano, lo que solo dejaría a Aguirre la alternativa de meterse a fraile o lanzarse a la aventura americana.

Embarcó en España y llegó al Perú poco después de su descubrimiento, hacia 1536.
Participó en la conquista y colonización de varios lugares, pero sobre todo se vio involucrado en las luchas entre los colonizadores españoles; primero en las guerras civiles entre Francisco Pizarro y Diego de Almagro (1537-54) y, más tarde, apoyando al virrey Blasco Núñez de Vela en la implantación de las Leyes Nuevas contra la resistencia de parte de los colonos a aceptar los derechos de los indios que intentaba implantar el Rey de España, Felipe II.
Condenado por un juez a ser azotado públicamente por incumplir las leyes que protegían a los indios (1551), persiguió a dicho juez durante 3 años hasta matarle; su fuga de la Justicia cesó en 1554, al acogerse a la amnistía concedida por Pedro de Alvarado a los que se alistaran para luchar contra la rebelión de Hernández Girón.

En 1560 se embarcó en la expedición de Pedro de Ursúa en busca de las legendarias riquezas de Eldorado; una flota con centenares de soldados descendió por los ríos Huallaga y Amazonas. 
Sin encontrar rastro de riqueza alguna, el descontento consiguiente fue aprovechado por Lope de Aguirre para organizar un motín, asesinar a Ursúa y tomar el mando de la expedición.
En lugar de regresar al punto de partida, como pretendía Ursúa, Aguirre continuó el descenso por el Amazonas, en medio de una sucesión de crímenes. 
En 1561 se rebeló contra el Rey de España (a quien hizo llegar varias cartas en las que criticaba el poco apoyo dado a los conquistadores americanos) y proclamó a uno de sus colaboradores (Fernando de Guzmán, a quien también mataría poco después) «Príncipe del Perú, Tierra Firme y Chile»; gesto que Bolívar y algunos historiadores han querido ver como un precedente de la independencia americana.
Después del asesinato de Fernando de Guzmán, Aguirre toma definitivamente el mando y se autoproclama "Ira de Dios, Príncipe de la Libertad y del reino de Tierra Firme y provincia de Chile"

Reunidos en mar abierto, sus tropas bordearon la costa y llegaron a isla Margarita el 20 de junio. El gobernador Juan de Villandrado envió algunos vecinos en botes a obtener información. Vieron en cubierta a los enfermos mientras el resto de la tropa permanecía oculta bajo cubierta. Los alimentos solicitados les fueron entregados de forma confiada.
Al día siguiente, el propio gobernador acudió a visitar a los recién llegados. Después de los saludos de rigor, y cuando las autoridades ya no mostraban ningún recelo, Aguirre dió la orden convenida y sus tropas, aprovechando la sorpresa, desarmaron y detuvieron a toda la comitiva. Un grupo de soldados desembarcó y se dirigió a la población. Al grito de ¡Libertad! ¡Libertad! ¡Viva Lope de Aguirre! recorrieron sus callejuelas hasta la fortaleza que la protegía y la tomaron sin dificultad. Lope de Aguirre era el nuevo señor de la isla Margarita.

Navegó hasta el Atlántico y bordeó la costa hasta Venezuela, con intención de llegar a Panamá, apoderarse de la flota y fomentar una sublevación contra la metrópoli. Aunque el gobernador de Venezuela y gran parte de la población habían huido aterrados por la llegada de Aguirre, éste no pudo vencer la resistencia organizada por unos cuantos viejos colonos, ya que la mayor parte de sus compañeros habían desertado.

Las noticias de la presencia de los insurrectos se extendió pronto por la gobernación de Venezuela. En Barquisimeto, su próxima etapa, se concentraron tropas y voluntarios bajo el estandarte real con la misión de hacerles frente. 
El 22 de octubre, Aguirre y sus hombres entraban en Barquisimeto, encontrando la ciudad despoblada. Las escaramuzas comenzaron poco después. Algunos soldados rebeldes, temerosos de su caudillo, se pasaron a las filas realistas, provocando la cólera de don Lope. Las deserciones y las ejecuciones aumentaron rápidamente. Tras una breve batalla, el maese de campo de los realistas, Diego García de Paredes, penetraba en el campamento de los rebeldes.
Viéndose perdido, Aguirre asesinó a su propia hija Elvira hundiéndole una daga en el corazón, para evitar que se tomasen represalias contra ella por parte de sus enemigos; y éstos le dieron muerte en el lugar, disparándole un primer tiro de arcabuz que salió por encima de la cabeza. Aguirre dijo "has fallado", pero un segundo tiro le impacto de lleno en el pecho. "este sí ha sido bueno", respondió socarronamente el conquistador. Fue decapitado allí mismo con su propia espada, su cabeza se colocó en una jaula de hierro y su cuerpo descuartizado se dió de comer a los perros.

Y este fue el fin del conquistador que exploró el río Amazonas, Aguirre el loco, el traidor, el peregrino, el príncipe de la libertad.

La Manila española "será" otro atractivo turístico de Filipinas

  • El barrio español de Manila se convertirá en un núcleo del ocio y la cultura.
  • Hoy ofrece un aspecto decadente, invadido por cientos de chabolistas y con algunos de sus edificios emblemáticos en estado cochambroso.
  • Destaca el Fuerte de Santiago, edificado por primera vez en 1571.
  • La ciudad amurallada fue el centro administrativo de Manila hasta que terminó la era colonial española en 1898.


  • Aquel imperio "en el que no se ponía el sol" puso nombre a estas islas: las Filipinas, vocablo que deriva del nombre del rey Felipe II de España. Pero de aquellas "glorias imperiales" ha pasado mucho tiempo; tanto, que el legado español brilla por su ausencia o por su deterioro.

    La Manila española, el corazón colonial de la capital filipina, destruido en la Segunda Guerra Mundial y dejado a su suerte durante décadas, despierta ahora el interés de las autoridades filipinas. Ahora quieren que aquel pasado recupere su brillo y  arreglarlo para potenciar su interés cultural y que sea además un atractivo barrio de ocio y diversión.

    Tras soportar terremotos, tifones, incendios y sobre todo el intenso bombardeo de 1945, el barrio español de Intramuros ofrece hoy un aspecto decadente, invadido por cientos de chabolistas y con algunos de sus edificios emblemáticos e un estado cochambroso.


    La primera universidad de Asia

     
     
    Durante más de 300 años, Manila se vio enriquecida por la huella española con gran cantidad de monumentos: palacios privados y públicos, amplios conventos, bellos templos. Aquí se erigió la primera universidad de Asia, llamada la Real y Pontificia de Santo Tomás, mucho antes de que existieran las universidades de India o de las colonias inglesas de América.

    La ciudad amurallada fue el centro administrativo de Manila hasta que terminó la era colonial española en 1898. Atestada de coches, jeeps de transporte público y vendedores ambulantes, en algunas áreas son tan sólo las murallas exteriores las que recuerdan al visitante que se encuentra en un centro urbano de gran valor histórico.

    Algunos edificios emblemáticos destrozados por la guerra, como los antiguos Almacenes reales, el Ayuntamiento y la Intendencia, están siendo rehabilitados, pero otros son ya irrecuperables porque su antiguo espacio fue ocupado por otras construcciones o porque arreglarlos resulta excesivamente costoso.

    Otro de los grandes objetivos del plan es la construcción de un museo en la deteriorada iglesia jesuita de San Ignacio donde exhibir las 7.000 piezas de arte eclesiástico rescatadas de los templos arrasados durante la guerra y valoradas en 1.800 millones de pesos (29,5 millones de euros o 42,5 millones de dólares).

    Un parque temático del pasado español

    También planean montar un sistema de juegos de luces que por la noche ilumine de distintos colores los muros del Fuerte de Santiago, edificado por primera vez en 1571 por el conquistador Miguel López de Legazpi. Finalmente, pretenden crear una réplica en miniatura de los edificios antiguos y hasta de un galeón español, la única manera de recrear lo que ya no existe.

    Esta zona de ocio, que se terminará en los próximos meses en la antigua Maestranza, a la orilla del río Pasig y frente al popular barrio chino de Binondo, es el mascarón de proa de un proyecto que aspira a recuperar algunos de los edificios emblemáticos y hacer de la ciudad amurallada un lugar atractivo para los filipinos y también los turistas.

    Luis de Requesens, el general catalán que dio hasta su última gota de sangre al Imperio español

    Educado junto a Felipe II, el diplomático y militar nacido en Barcelona fue el hombre de confianza del Rey que tuteló a don Juan de Austria en la batalla de Lepanto. Murió en la guerra de Flandes en medio de un motín generalizado de las tropas hispánicas
    Biblioteca Nacional de España
    La implicación militar de los catalanes, cuyos fueros prohibían expresamente servir en una fuerza armada lejos del principado, fue casi siempre nula en los asuntos del Imperio español. Así, son pocos los soldados catalanes que protagonizaron grandes gestas o batallas de los siglos XVI y XVII donde la intervención de los habitantes de esta zona de España fuera crucial. Luis de Requesens –procedente de una familia catalana enraizada en Castilla– y la batalla de Lepanto son las más famosas excepciones. Según distintos historiadores navales, el almirante catalán asesoró directamente a don Juan de Austria sobre la estrategia que debía aplicar el bando cristiano en «la más alta ocasión que vieron los siglos», que dijo Miguel de Cervantes.
    Bien es cierto que la relación de esta familia con Castilla no era la habitual en la época entre los distintos reinos que conformaban la Monarquía hispánica. Se puede decir, en efecto, que los castellanos se encontraban conociendo a los aragoneses, y viceversa, cuando los Requesens –barones de Martorell (en la Provincia de Barcelona)– se tropezaron con los Zúñiga, unos nobles castellanos pero de origen navarro. De esta forma, el padre de Luis de Requesens, Juan de Zúñiga y Avellaneda –consejero personal de Carlos I de España– se casó con Estefanía de Requesens, señora de la villa de Molins de Rey. Las capitulaciones matrimoniales precisaban que el heredero debía utilizar en primer lugar el apellido materno.
    Nacido en Barcelona el 25 de agosto de 1528, Luis de Requesens y Zúñiga fue un niño enfermizo al que en una ocasión casi se le dio por fallecido, pero su madre lo llevó al altar de Nuestra Señora en Montserrat, donde al poco tiempo comenzó a recobrar el aliento. No en vano, la historia tenía reservada grandes gestas al joven catalán que, por destinos de la vida, iba a recibir la educación de un Príncipe. A principios de 1535, su padre fue nombrado ayo del Príncipe don Felipe y se llevó a su hijo a la Corte, donde ejerció como paje del futuro monarca. La cercanía con el Príncipe le convirtió en su compañero de juegos, el encargado de llevar el guion real (el estandarte) y en su confidente. En 1543, fue designado para acompañar al Príncipe de Asturias en su boda con María de Portugal, que falleció por sobreparto dos años después. El noble catalán acudió junto a su amigo cuando, deprimido por la muerte de su joven esposa, se retiró temporalmente al Monasterio del Abrojo.

    Embajador en la Santa Sede

    La estrecha relación de Luis de Requesens con el Príncipe de Asturias le situó, llegado a adulto, como un fiel y polivalente servidor de la Corona. Un hombre tan capaz de encargarse de materias diplomáticas como de empresas militares. Y ni siquiera el fallecimiento de su padre en 1546 pudo retrasar el ascenso político del catalán al que el Emperador le concedió la Encomienda Mayor de Castilla, ostentado por su padre hasta su muerte, y fue nombrado caballero de la Orden de Santiago antes de cumplir los 23 años. A petición de Carlos I, esta orden militar armó cuatro galeras para combatir a los turcos en el Mediterráneo y puso al frente a Luis de Requesens. Las cruzadas reales llamaban a la puerta del noble.
    Pero antes de enfrascarle en la guerra mediterránea, Felipe II tenía otros planes para su amigo de la infancia. En diciembre de 1561, Requesens fue nombrado por el monarca Embajador de España ante la Santa Sede, en cuyo solio pontificio se sentaba el Papa Pío IV. Como diplomático, su mayor éxito fue conseguir la elección del dominico Antonio Michele Ghiselieri como Papa, con el nombre de Pío V, que sería a la postre el impulsor de la Santa Liga contra el Turco. Además, durante su estancia en Roma le tocó lidiar con las quejas del Papa al proceso que el Rey español consintió contra el cardenal-arzobispo de Toledo, Bartolomé Carranza.
    De un cargo diplomático a uno militar. Felipe II nombró a su hermanastro Juan de Austria como Capitán general de la Mar, pero al ser muy joven encargó a Requesens tutelarle en su servicio, para lo cual le concedió los más amplios poderes. Y aunque la flota hispánica no protagonizó grandes acciones, se lograron impedir los saqueos que los hermanos Barbarroja realizaban hasta entonces impunemente a las costas del Levante español e islas de Baleares y se cimentó la amistad entre Juan de Austria y Luis de Requesens. Al terminar la temporada de maniobras navales, el Rey volvió a ordenar al catalán que regresara a Roma, pero el levantamiento de los moriscos en el reino de Granada volvió a unir pronto su destino al del hermanastro del Rey.

    Acompaña a Juan de Austria en su cruzada

    Felipe II se propuso eliminar definitivamente los resquicios musulmanes de «la diócesis menos cristiana de toda la Cristiandad» –como la había definido el Papa– y espantar la posibilidad de que los moriscos ayudaran a los turcos a realizar un ataque directamente en suelo patrio. Las amenazas desde Madrid prendieron el levantamiento armado el día de Navidad de 1568, que se extendió por las escarpadas montañas granadinas. Además de pródiga en episodios de extrema violencia, la Rebelión de las Alpujarras tuvo una duración, dos años, mucho mayor de la prevista por el monarca. El motivo estuvo en la descoordinación entre los marqueses de Vélez y de Mondéjar, así como en la escasa calidad de las tropas que residían en la península —las unidades de élite estaban en Flandes y en Italia—. Precisamente para remediar estas carencias, don Juan de Austria, junto a Luis de Requesens, fueron puestos al mando de soldados enviados desde Italia.
    Aunque la lucha fue complicada y Juan de Austria –cuya actuación tuvo mucho que ver en que fuera designado almirante general de la Santa Alianza en Lepanto–, la victoria cristiana llegó en 1571 y trajo consigo una deportación general de los 80.000 moriscos granadinos hacia otros lugares de la Corona de Castilla, especialmente hacía Andalucía Occidental y las dos Castillas. Y con el final de la campaña, los dos héroes del imperio regresaron al mar, donde a Requesens le fue encomendada la preparación de la escuadra y ejército españoles que debían unirse a la Santa Liga, siendo formada esta expedición en el puerto de Barcelona, que se proponía enfrentarse a la temida flota turca.
    Para muchos historiadores, Luis de Requesens estuvo detrás de las decisiones estratégicas que marcaron el éxito del bando cristiano. Entre ellas, la orden de repartir a la infantería hispánica entre los barcos venecianos que iban vacíos de soldados armados o de conceder el protagonismo a los arcabuceros, los cuales se mostraron determinantes durante la contienda. Según las instrucciones del Rey, el noble catalán debía ejercer de segundo jefe de la Armada y como tutor de Juan de Austria «por su prudencia, buen juicio, virtudes diplomáticas, experiencia marinera en este mar y una respetada condición nobiliar». Además, era una de las tres personas, junto a don Álvaro de Bazán y don Juan Andrea Doria, que tenían que prestar su consentimiento a la posible decisión de presentar el combate.
    Una vez en el golfo de Lepanto, donde los cristianos se impusieron a los otomanos y les causaron 30.000 bajas, Luis de Requesens combatió en una galera de la Orden de Santiago, pero prefirió quedar en un segundo plano, tanto por seguir las recomendaciones de su Rey como por el cariño y afecto que profesaba a don Juan de Austria al que no quiso restar protagonismo. Al terminar el combate, dirigió la recuperación de todos los bajeles posibles, mandando a continuación su reparación, para con ellos comenzar una expedición contra Túnez el año siguiente.
    Sus maniobras políticas fueron decisivas para que la imagen del Santísimo Cristo de Lepanto fuera llevada a Barcelona. Requesens, asimismo, prometió a la virgen que mandaría construir un convento en Villarejo de Salvanés –hoy en día presidido por dicha patrona– si ganaban la batalla.

    La Guerra de Flandes: la tumba del Imperio

    Estos éxitos militares y su fama de hombre conciliador llevaron a Felipe II a elegir a Luis de Requesens como nuevo gobernador de Flandes en sustitución del severo Gran Duque de Alba. Si bien el catalán no gozaba del talento militar de su predecesor, uno de los grandes generales de su tiempo, la debilidad de la hacienda real obligaba a buscar una solución pacífica a la rebelión local contra su soberano, el Rey Felipe II. Así, antes de partir para Bruselas, el nuevo gobernador publicó una amnistía general, la abolición del Tribunal de Tumultos, símbolo de la represión española, y la derogación del impuesto de las alcabalas. No obstante, el cambio de estrategia de la Monarquía hispánica fue interpretado entre las filas rebeldes como un síntoma de flaqueza y a finales del otoño de 1573, Requesens tuvo que recurrir nuevamente a las armas para imponer su autoridad.
    En el mapa militar heredado del Gran Duque de Alba, aunque se mantenía bajo control la mayor parte de Flandes, se habían perdido las ciudades norteñas en la zona de Holanda y de Zelanda. En febrero de 1574 se extravió el importante puerto de Middelburg, lo cual obligó a Requesens a redoblar los esfuerzos navales, pero sin obtener grandes resultados. El Imperio español no tenía una flota adaptada a las características de las costas del norte de Europa y su auténtico poder manaba de la superioridad de su infantería, los Tercios Castellanos, que lograron imponerse en la batalla de Mook, en el valle del Mosa. Si bien el mando directo de los españoles lo tuvo en esa ocasión el abulense Sancho Dávila, la batalla de Mook es recordada como la máxima hazaña durante el gobierno del catalán y causó la muerte de dos hermanos de Guillermo de Orange, el cabecilla de la rebelión contra la Corona.
    Aún así, Luis de Requesens no pudo aprovechar la victoria y, cuando las tropas españolas al mando del coronel Cristóbal de Mondragón –con el agua al cuello y soportando los disparos de los soldados y marinos holandeses– avanzaban hacia Zelanda, se extendió un motín generalizado entre los ejércitos hispánicos por la falta de pagas. Desde el cambio de gobernador, el Rey enviaba ingentes sumas de dinero (en 1574, concretamente, más del doble que en los dos años anteriores), pero los gastos del Ejército, que en esas fechas contaba con 86.000 hombres, superaban con creces las posibilidades económicas de la hacienda regia. El 1 de septiembre de 1575, Felipe II declaró la suspensión de pagos de los intereses de la deuda pública de Castilla y la financiación del Ejército de Flandes quedó en punto muerto.
    Sin fondos, sin tropas y cercado por el enemigo que había aprovechado para contraatacar, Luis de Requesens trató de cerrar un pacto con las provincias católicas durante el tiempo que su salud se lo permitió. Enfermizo desde que era un niño, el catalán fue víctima de intermitentes fiebres durante toda su vida que estuvieron apunto de causarle la muerte en varias ocasiones. A los 47 años de edad, Luis de Requesens falleció en Bruselas el 5 de marzo de 1576, a causa posiblemente de la peste, dejando por primera vez inacabada una tarea que le había encomendado su Rey y amigo Felipe II. Su cuerpo fue trasladado a su ciudad natal, Barcelona, siendo enterrado en el panteón familiar de la capilla anexa al Palau.
    La rapidez con la que se propagó la enfermedad imposibilitó que el Comendador de Castilla pudiera dejar orden de su sucesión y fue el conde de Mansfeld quien se hizo cargo temporalmente del mando. Casi dos años después, tras retrasar al máximo su partida, Juan de Austria –que también moriría en Flandes– tomó el relevo de su mentor como gobernador.
     
     
     

    Los mayores descubridores del mundo



    La literatura y el cine han sido durante décadas los encargados de contar los descubrimientos que se han sucedido a la largo de la historia. Quizás por ello grandes falacias se han dado por ciertas, beneficiando en gran medida a intereses británicos, cubiertos de gloria por hazañas que nunca han protagonizado y en el que españoles y portugueses han sido los más perjudicados.

    España - 52 territorios

    Océano Pacífico: Hawái, Filipinas, Islas Marianas, Islas Carolinas, Palaos, Islas Gilbert, Islas Marshall, Islas Santa Cruz, Islas Salomón, Islas de Almirantazgo, Nuevas Hébridas, Archipiélago Tuamotu, Islas de la Línea, Islas Cook, Islas Marquesas, Islas Pitcaim, Tahiti, Bahamas, Jamaica, Santo Domingo, Puerto Rico, Archipiélago de Guadalupe, Islas Vírgenes, Antigua y Barbuda, San Cristóbal y Nieves, Anguilla, Dominica, Martinica, Santa Lucía, Granada, Trinidad y Tobago, Islas Caimán, Bermuda, América continental, Islas de la reina Charlotte, Isla Vancouver, Isla Príncipe de Gales, Isla de San Clemente, Isla Sala y Gómez, Archipiélago de Juan Fernández e Islas Desventuradas.
    Océano Índico: Islas Ellice, Isla de Ámsterdam, Nueva Zelanda (Isla Norte) e Isla Vava’u.
    Océano Atlántico: Islas Galápagos, Islas Malvinas, Isla de Cuba, Islas Georgias del Sur y Curazao, Aruba y Buenaire.
    Océano Antártico: Antártida e Isla de Tierra del Fuego.

    Portugal - 37 territorios

    Océano Pacífico: Japón, Isla de Formosa e Isla Hainan.
    Océano Índico: Nueva Guinea, Australia, Timor, Islas Mascareñas, Madagascar, Islas Maldivas, Isla de Java, Isla de Borneo, Isla de Sumatra, Islas Célebes, Islas Seychelles, Isla San Pablo, Isla de Bali, Isla de Flores e Islas Molucas.
    Océano Atlántico: Isla Santa Helena, Archipiélago Tristán da Cunha, Islas Trinidade y Martim Vaz, Isla de Gough, Isla Ascensión, Islas Santo Tomé y Príncipe, Islas de Cabo Verde, Ceylán, Islas Socotra, Archipiélago de Chagos, Madeira, Islas Azores, Islas Pantalla completa Fernando de Noronha, Islas de San Pedro y San Pablo, Isla Rodrigues, Labrador y Groenlandia.

    Países Bajos - 10 territorios

    Océano Índico: Tasmania, Archipiélago Svalbard, Isla de Pascua, Islas Fidji, Islas Niue, Islas Tonga, Samoa, Isla Navidad, Islas del Príncipe Eduardo y Nueva Zelanda (Isla Sur).

    Gran Bretaña - 10 territorios

    Océano Índico: Islas Cocos, Nueva Caledonia e Isla Lord Howe.
    Océano Atlántico: Islas Sandwich del Sur e Isla Newfoundland.
    Océano Ártico: Isla Ellesmere, Isla Baffin, Isla de Banks e Isla Victoria.

    Rusia - 10 territorios

    Océano Pacífico: Islas Aleutianas, Marca de posición 99, Islas Commander, Isla Kodiak, Isla Nunivak, Archipiélago Alexander e Isla Sakhalin.
    Océano Ártico: Severnaya Zemlya, Islas de Nueva Siberia e Isla Wrangel.

    Francia - 6 territotios

    Océano Índico: Islas Crozet e Islas Kerguelen.
    Océano Atlántico: Isla Bouvet, Isla del Príncipe Eduardo, Isla Anticosti y Long Island.

    Austria - 1 territorio

    Océano Ártico: Archipiélago Francisco José.

    ZIMBABWE KID

     
     
    En Australia, hasta los años 60 ,los nativos - aborígenes australianos se situaban dentro del Acta de Fauna y Flora , clasificados como animales , no como seres humanos.

    Australia , Until 1960s , Aborigines came under the Flora and Faune Act , classified then as animals, not human beings.

    #whitesupremacy #racism #Australia #zkblast


    Vamos a ver si cuando desde medios anglosajones manifiesten opiniones de que los Españoles acabaron con los aborígenes y los exterminaron.........

    La Leyenda Negra se ha encargado de crear odio y manipulación hacia España cuando los mayores exterminios fueron aparados al norte de Europa , no al sur como se nos vende día si y día también.



    https://www.facebook.com/ZIMBABWEKID


    http://historiasdelahistoria.com/2014/07/25/cuando-se-pagaban-cinco-libras-por-la-captura-de-un-aborigen-en-tasmania